MI HIJO ESTÁ DETENIDO, ¿QUÉ HACER?

Debes tener en cuenta que la policía e incluso cualquier persona, puede detener a otra si es sorprendida cometiendo un delito o inmediatamente después de haberlo cometido; ello en tanto se le haya dado persecución de manera ininterrumpida, se encuentre señalado por la víctima o algún testigo de los hechos o bien cuando lleve consigo los objetos del delito.

 

Una vez detenida la persona, los elementos de la policía la trasladarán para que le sea practicada una revisión médica y después de elaborar la documentación correspondiente, la dejarán a disposición del agente del ministerio público.

 

Para el caso de adolescentes entre 12 y 17 años, el ministerio público tiene derecho a retenerlos hasta por 36 horas contadas a partir de que el detenido quedó a su disposición.

 

 Al concluir ese término el detenido deberá de haber sido puesto a disposición del juez de adolescentes (TUJA) o bien dejado en libertad. Si el adolescente es menor de 12 años, el ministerio público no puede retenerlo y debe entregarlo a la brevedad a sus padres o tutores.

 

El adolescente tiene derecho a comunicarse con sus padres o tutores o quien estime conveniente para informarle de su detención. Desde el momento en que se haya detenido frente a la policía y durante el resto del proceso penal, el adolescente tiene derecho a entrevistarse y hacerse acompañar por un abogado defensor, sea particular o bien defensor público.

 

Es importante que sepas que si deseas contratar a un abogado defensor éste tiene que poder demostrar antes las autoridades que cuenta con la especialización en adolescentes, ya que de lo contrario no se le permitirá intervenir en el asunto.

 

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establece que todos aquellos quienes intervienen en el sistema de justicia para adolescentes deberán contar con la especialización correspondiente,

 

Si no quieres o no puedes pagar un abogado particular o bien no encuentras uno que tenga la especialización en adolescentes, no olvides que puede recurrir a los defensores públicos que proporciona el Instituto de la Defensoría Pública del estado de Morelos, que además de prestar sus servicios de manera gratuita, cuentan con la especialización en adolescentes que les permite intervenir en el proceso penal.

 

Así las cosas durante las primeras horas de la detención, el adolescente en conflicto con la ley penal se encontrará con la autoridad policiaca, para posteriormente permanecer hasta 36 horas con el ministerio público y en su caso, si se deja a disposición del juez, éste podrá retener al adolescente hasta 72 horas antes de resolver su situación legal.

 

Si el adolescente lo desea, ese plazo de 72 horas puede duplicarse hasta 144; ello para que cuente con el tiempo necesario para allegarle al juez pruebas que le favorezcan y que sean tomadas en consideración, al momento de que éste determine su situación legal.

 

Recuerda que tu puedes estar presente acompañando a tu hijo en todas las audiencias que tendrán lugar frente al juez.

 

Si durante alguna audiencia tienes dudas en relación a lo que está pasando o ha decidido el juez, no dudes en dirigirte a él y pedirle te explicación.

 

Es aconsejable que tengas una comunicación permanente con el abogado defensor de tu hijo, para que éste te asesore sobre el proceso legal y te indique cómo puedes ayudar a tu hijo.

 

El trabajo del abogado defensor será mucho más eficaz si cuenta con el apoyo de la familia del adolescente.

 

Te sugerimos atender las recomendaciones del abogado. El es especialista y seguramente sabrá tomar buenas decisiones.

 

¡No trates tu de ser el abogado!

 

Es muy importante que cuando seas entrevistado por personal de la Unidad de Medidas Cautelares de Adolescentes, proporciones todas la información que te sea solicitada de la manera más precisa y sin falsearla.

 

Lo que la UMECA va a hacer con esa información es determinar el riesgo que existe de que el adolescente se escape y no atienda o interfiera el proceso o bien el que pueda agredir a alguien de los que participan en éste.  Esto es muy importante, ya que puede hacer la diferencia entre que el juez determine que el adolescente seguirá el proceso en libertad o lo haga interno en un centro especializado en adolescentes (CEMPLA).

 

En caso de que el juez determine que el adolescente seguirá su proceso en libertad o bien le concede algún beneficio que implica cumplir con ciertas condiciones, es muy importante que el adolescente cumpla a cabalidad con esas condiciones y que asista de manera puntual frente al juez cada vez que sea citado, ya que si no lo hace así, es posible que pierda su libertad o el beneficio que se le haya concedido.

 

 Ten en cuenta que el sistema de justicia para adolescentes no tiene como finalidad la de castigar a los adolescentes, sino el de ayudarlos para que se reintegren a su familia y a la sociedad.

 

Si tu hijo además tiene problemas con el consumo de drogas, es posible que sea candidato a recibir el beneficio del Programa de Justicia terapéutica que proporciona el Tribunal Unitario de Justicia para Adolescentes en el que lo ayudarán a mantenerse sobrio y a adquirir o a permanecer en la escuela y/o en un trabajo.

 

Carretera Aeropuerto - Tepetzingo, sin número, colonia Santa Cruz, CP. 62791, Xochitepec, Morelos, México.

 Tel. +52 (777) 318-47-68, 390-71-11 y 312-54-37